Make your own free website on Tripod.com

PARASITOLOGÍA TEMA 14: “FLAGELADOS DEL TRACTO DIGESTIVO Y LAS VÍAS URINARIAS” 1

Chilomastic mesnili............................................................................................................................................ 1

Retortamonas intestinalis................................................................................................................................. 1

Giardia intestinalis............................................................................................................................................. 1

GIARDIASIS.............................................................................................................................................................. 2

Enteromonas hominis........................................................................................................................................ 2

Trichomonas tenax............................................................................................................................................. 3

Trichomonas hominis........................................................................................................................................ 3

Trichomonas vaginalis...................................................................................................................................... 3

Patogenia............................................................................................................................................................. 4

PARASITOLOGÍA TEMA 14: “FLAGELADOS DEL TRACTO DIGESTIVO Y LAS VÍAS URINARIAS”

 

En un grupo de los protozoos flagelados heterogéneos con la siguiente características comunes:

-          Todos ellos son flagelados.

-          Por lo general son parásitos monoxenos (con un solo hospedador, el hombre).

-          Presentan una marcada especificidad hacia el microhábitat de parasitación.

En el ciclo evolutivo encontramos los trofozoitos, que son las formas vegetativas que viven en el hospedador, y los quistes o formas quísticas, que son formas de resistencia para salvar el tránsito de un hospedador a otro, y que son las formas infestantes.

                Hay especies que no poseen quistes por ser de transmisión directa.

Hay especies que afectan al hombre. De ellas sólo dos son patógenas; el resto son apatógenas pero en ocasiones aparecen cuadros diarréicos que desaparecen al ser tratados. Por ello no se sabe hasta que punto son o no apatógenos. Las siete especies mencionadas son las siguientes:

Chilomastic mesnili

·         Trofozoito:

                Presenta un cuerpo piriforme con una hendidura que se debe a la torsión del cuerpo. Presenta un núcleo anterior y cuatro flagelos, tres de los cuales son libres y el otro es intracitostomático.

                Presenta un citostoma o boca celular muy evidente con un labio más prominente que el otro, que llega hasta la zona ecuatorial del cuerpo. Tiene vacuolas con partículas en vías de digestión                         (p. Ejemplo: bacterias).

·         Quiste:

             Tiene una forma de pera o limón con una protuberancia polar. El citostoma es visible y se aprecian los restos de flagelos y de blefaroplastos.

Se trata de un parásito del ciego digestivo y colon del hombre, mono y cerdo. Es cosmopolita (1-10% parasitados). La transmisión es por quistes que se ingieren con el alimento y agua.

                Por lo general son apatógenos, pero en ocasiones aparecen en cuadros diarréicos pudiendo ser los agentes causales en algunos de ellos. El tratamiento es con CARBASONA.

Retortamonas intestinalis.

·         Trofozoito:

                Es el flagelado más pequeño del hombre. Tiene forma piriforme con el extremo posterior aguzado. Presenta un núcleo anterior y dos flagelos, uno anterior que sale libre y otro posterior, intracitostomático, que posteriormente sale libre.

                El citostoma es menos visible que el anterior flagelado. También presenta vacuolas con partículas en digestión (bacterias).

·         Quiste:

                Tiene una forma piriforme. Los labios del citostoma tienen forma de pico de ave. Presenta restos de flagelo y blefaroplastos. Es un parásito del mono y del ciego del hombre. Se localiza en Asia, África y América, y es apatógeno.

 

Giardia intestinalis.

·         Trofozoito:

                Tiene forma piriforme con el extremo posterior muy abultado. Presenta una depresión ventral (con forma de cuchara) que corresponde a un disco adhesivo con el que se adhieren a las vellosidades intestinales. En el fondo de ese disco hay dos núcleos, FEULGEN (+), que son simétricos al eje longitudinal del cuerpo.

                Entre ambos núcleos hay 8 blefaroplastos agrupados en 2 grupos de 4. De ahí salen 8 flagelos:    2 anterolaterales, 2 posterolaterales, 2 ventrales y los otros 2 caudales, que transcurren como axonemas para salir por la parte posterior del cuerpo como flagelos libres.

                Existen un par de estructuras arqueadas llamadas cuerpos medios cuya función nos es desconocida.

·         Quiste:

                Tiene forma ovalada-alargada. Presenta una cubierta externa gruesa, y tiene 2 o 4 núcleos (siendo esto último si es un quiste maduro). Hay restos de blefaroplastos, flagelos y un par o 2 de estructuras arqueadas que al microscopio electrónico parecen ser fragmentos del disco del trofozoito.

                Es un parásito apatógeno y produce la enfermedad denominada GIARDIASIS. Vive en el duodeno y en el yeyuno, fijado a las vellosidades intestinales. Parasita al hombre, cerdo, mono, siendo un parásito cosmopolita.

La transmisión es por quistes, que se eliminan por las heces. La infestación es por agua alimentos contaminados y por manos sucias, etc.

 

GIARDIASIS.

                Es una enfermedad relacionada con la edad, presentándose más frecuentemente en niños de 6 a 10 años. Los adultos suelen ser portadores asintomáticos. En infestaciones elevadas tanto en niños como en adultos, aparece irritación intestinal así como trastornos digestivos.

Cuando se ha ingerido el quiste, a nivel duodenal se abre saliendo de él dos trofozoitos. El parásito se fija en la mucosa provocando una ligera inflamación de la misma. Ejercen una función mecánica y tóxica.

                Se produce una alteración en la absorción de grasas y vitaminas liposolubles (vit. A), que provoca alteraciones y déficits en dichas vitaminas. Aparece también eosinofilia y leucocitosis.

En infestaciones muy intensas aparecen trastornos graves ya que el parásito tapiza grandes zonas de la mucosa intestinal anulando la absorción de grasas y vitaminas liposolubles. Debido a ello se producen diarreas intensas muy típicas de color amarillento y con mucosidad y grasa. También aparecen dolores intestinales intensos y alteraciones en la mucosa intestinal.

                La enfermedad crónica es de larga duración y se alternan periodos de diarrea y de estreñimiento.

El diagnóstico es etiológico y coprológico, es decir, se analizan las heces:

-          Si tenemos heces diarréicas se buscan los trofozoitos, que se aprecian en fresco (los parásitos presentan un movimiento típico en “caída de hoya”). Si esto no es posible hay que fijar las heces con alcohol polivinílico o con MIF y allí buscar los trofozoitos o quistes.

-          Si tenemos heces formes (maduras), se buscan quistes previa fijación y tinción. (Hay que tener en cuenta que la emisión de quistes es discontínua, por lo que de salir negativo, el análisis habrá de repetirse cada cierto tiempo). Si el análisis de heces sale negativo se puede recurrí al sondaje duodenal o biopsia.

El tratamiento por GIARDIASIS puede llevarse a cabo con las siguientes sustancias:

-          METRONIDAZOL (FLAGYLÒ)

-          ATEBRINA y ACRANIL.

-          TINIDAZOL (TRICOLAMÒ)

-          FURAZOLIDINA (GIARDILÒ, NIFURANÒ, FUROXONÒ)

La profilaxis de esta enfermedad consiste en la vigilancia intensiva de alimentos y bebidas. También se pueden exterminar los diseminadores  (moscas y cucarachas). Es muy importante la higiene en las manos (sobre todo en dedos).

 

 

 

 

 

Enteromonas hominis.

·         Trofozoito:

                Tiene forma piriforme con el extremo posterior bastante redondeado. Presenta un núcleo anterior y cuatro blefaroplastos de donde salen tres flagelos anteriores libres y otro posterior, intracitostomático, que luego sale libre. El citostoma es poco evidente; sólo se aprecia un labio llamado funis.

·         Quiste:

                Es ovalado y alargado con uno, dos o cuatro núcleos, que están en los polos. Los quistes maduros tienen cuatro núcleos y, además, son los quistes infestantes. Es un parásito cosmopolita del ciego del hombre, del mono y de algunos roedores. Es apatógeno y la transmisión es por quistes.

 

 

                Las tres especies siguientes pertenecen al orden Trichomonadida, y se caracterizan por no tener quistes en su ciclo evolutivo:

Trichomonas tenax.

                Es de forma variable (preferentemente ovoide). Presenta cinco blefaroplastos de los que salen cuatro flagelos anteriores, libres y de dos en dos, y el otro flagelo posterior que forma una membrana ondulante la cual no llega hasta la parte posterior del cuerpo.

                En la parte anterior está la pelta (estructura con forma de boomerang invertido). El núcleo está adosado al axostilo, que presenta un capítulo en forma de espátula. El cuerpo parabasal tiene forma de varilla engrosada y de él sale un filamento.

                Es un parásito apatógeno de la boca del hombre y de primates. Es cosmopolita y se transmite directamente por el beso y posiblemente con alimentos contaminados. Es capaz de vivir hasta 48 horas en la saliva y alimentos.

 

Trichomonas hominis

                Este parásito presenta cuatro flagelos anteriores y libres, y dos posteriores, uno de los cuales forma membrana ondulante hasta la parte posterior del cuerpo y que luego se hace libre.

La costa (engrosamiento de la pared a partir de la cual se forma la membrana ondulante), presenta corpúsculos paracostales. Tiene un núcleo anterior. El cuerpo parabasal tiene forma de disco y sale también un filamento de él.

                Es parásito del intestino grueso y ciego del hombre, y es una especie indiferenciable de otros parásitos intestinales de algunos animales. Es cosmopolita y frecuente en climas cálidos y húmedos.

Se transmite por los alimentos y aguas de bebida. Se duda si es patógeno, pero en ocasiones se ha encontrado en heces diarréicas y parece que en los niños acentúa los cuadros inflamatorios.

                El diagnóstico es etiológico (búsqueda de trofozoitos en heces), y el tratamiento puede ser con  arsenicales  tipo CARBASONA o ACETARSONA. También con YATREN y METRONIDAZOL (FLAGYL).

 

Trichomonas vaginalis.

                El trofozoito se caracteriza porque presenta cuatro flagelos que salen de dos en dos por la parte anterior, y un flagelo recurrente que forma membrana ondulante la cual no llega a la parte posterior del cuerpo.

                La costa presenta gránulos paracostales. El axostilo emerge por la parte posterior del cuerpo y está rodeado por gránulos paracostales. El núcleo es anterior y el cuerpo parabasal tiene forma de varilla y de él emerge un filamento.

Los quistes no existen. Los trofozoitos, al salir presentan un aspecto esférico y gelificado por lo que se denominan pseudoquistes.

Es un parásito que vive en el moco vaginal y en la secreción ventral de la mujer. También vive en la uretra, próstata y epidimio (parte anterior del conducto testicular) del hombre.

Se transmite por contacto sexual, por “causas inocentes” y por relaciones homosexuales entre hombres. La enfermedad es cosmopolita.

 

Patogenia

                Es una enfermedad venérea en la que el hombre actúa como portador asintomático, aunque puede sufrir una leve uretritis. En las mujeres suele pasar inadvertida pero a veces puede producir vaginitis aguda o crónica:

·         Vaginitis aguda. Aparece LEUCORREA (flujo anormal, abundante, cremoso, amarillento, espumoso y ácido). Aparece prurito balbar e inflamación de la mucosa de la vagina. También pueden aparecer trastornos generales como adelgazamiento, pérdida del apetito, rechazo del acto sexual, etc.

·         Vaginitis crónica. Es menos aparatosa. Se alternan periodos de poco flujo con periodos de flujo intenso. A veces pasa inadvertida.

El diagnóstico puede ser clínico, basándose en los síntomas, o etiológico, es decir, la búsqueda del parásito en la sección uretral o vaginal. Este último puede ser  de tres maneras:

a)       En vivo, observando al microscopio una gota de muestra en una gota de solución salina.

b)       Previa tinción, que puede ser con GIEMSA o  MAY-GRÜNWALD-GIEMSA.

c)       Cultivo en medio de SOREL, que se emplea cuando las dos anteriores han salido negativos.

El tratamiento es difícil dada la reinfestación constante. Se debe tratar a la pareja, no sólo a la mujer. En ésta hay que restaurar el pH ácido de la vagina ya  que el Trichomonas vaginalis  no vive en pH entre  3.8-4.4. Para ello se limpia la vagina con agua y jabón neutro (pueden usarse desinfectantes como el ác. Pícrico), así como realizar duchas con una solución débil de ác. láctico para restablecer la flora normal de la vagina.

Como sustancias para el tratamiento están:

-          METRANIDAZOL (FLAGYLÒ)

-          TINIDAZOL (TRICOLAMÒ)

-          ATEBRINA, CLOROQUINA y ACETARSONA.

-          Como antibióticos: TERRAMICINA y AUREOMICINA

                La profilaxis se busca en la higiene personal, en el diagnóstico y tratamiento de parejas, y en medidas preventivas generales contra las enfermedades venéreas.